Hábitos de consumo del e-commerce con la llegada del Covid-19

  • ibitt
  • January 19, 2021
  • No Comments

           Con la llegada del Covid-19, la forma en que los consumidores en latinoamérica estaban actuando al realizar sus compras cambió. El e-commerce se convirtió en una herramienta indispensable para que los clientes pudieran adquirir sus productos y servicios de una forma más segura.

            Cada país de latinoamérica tomó medidas diferentes, algunas más rigurosas que otras, sin embargo todas apuntaban a que el confinamiento estaba obligando a los consumidores a no acudir a hipermercados y tiendas a realizar compras e incluso a prescindir de muchos artículos que antes de la pandemia eran comunes tener en casa.

            Un aspecto que resalta en medio de la crisis sanitaria es la forma en la que la tecnología como las Fintech se ha volcado a solucionar los problemas de estos consumidores y de las mismas empresas que se han visto en la necesidad de cambiar sus formatos de ventas.

            Es aquí es donde el e-commerce ha evolucionado, llevando a cada empresa la facilidad de poner a disposición de los clientes herramientas digitales para que los procesos de compras y pagos sean más seguros y confiables.

¿Cómo era la dinámica pre-pandemia?

            Hay que tomar en cuenta que antes del 2020 los consumidores se mostraban un poco inseguros al momento de suministrar información a las pasarelas de pago u otros métodos con los que contaban las páginas web de los comercios, un aspecto curioso por el hecho de encontrarse más conectados al internet.

            El nivel de acceso a la información que ha existido en latinoamérica desde hace algunos años contradice en parte la falta de conocimiento que los consumidores deberían tener para sentirse seguros al momento de realizar transacciones. Es por esto que el e-commerce se basaba más que todo en compras de pago contra reembolso.

            Para el 2017 el 20% de los latinoamericanos realizaban compras on-line y se pronosticaba un crecimiento de aproximadamente el 30% para la región tomando en cuenta que en ese momento el 60% de la población tenía acceso a internet.

           Otra modalidad que se veía comúnmente era el Omnicommerce. En esta las personas acostumbraban a ver los productos en la página web del comercio de interés y dirigirse a la tienda física y realizar la compra y viceversa.

           Y aunque en la actualidad siguen existiendo costumbre de compras en días como Black Friday y Navidad, hay que resaltar que antes de la pandemia las compras por internet se realizaban en gran medida solo en estos días.

           A diferencia de la actualidad en donde estas compras por e-commerce son más comunes en el día a día de los consumidores aun cuando no existen ofertas especiales.

Los resultados de la pandemia      

            Al llegar la pandemia por Covid19, los hábitos de consumo no esperaron para darse a conocer. En realidad las medidas radicales que se tomaron para prevenir y proteger a los ciudadanos obligaron a que estos inmediatamente dejaran de asistir a los hipermercados y tiendas a realizar sus compras.

           En países como Brasil hubo una reducción en la frecuencia de compra de un 23% mientras que en México solo se redujo la frecuencia en un 7%. Menos visitas a tiendas y más medidas de seguridad y aislamiento en unos países más que en otros.

           En este punto la confianza hacia el e-commerce y las Fintech surgió más por obligación que por placer. Sin embargo, estas herramientas tecnológicas estuvieron a la altura. Muchas empresas se vieron en la necesidad de migrar a lo digital y contratar los servicios de la tecnología financiera para solucionar los detalles de compras.

           Es así como el porcentaje de crecimiento de las compras en e-commerce aumentó de 20% en 2017 a un 60% en época de pandemia. Modificando estos hábitos de consumo que dejaron de satisfacer ciertos caprichos para direccionar sus intereses a productos básicos, de higiene y limpieza.

           Esta información ha sido suministrada por la consultora Kantar en un estudio profundo que registró los datos más relevantes sobre el comportamiento de los consumidores para el primer trimestre del año 2020.

           Los países que resaltan en compras por e-commerce son Colombia, Argentina, Brasil, Chile y México. Lo que refleja en números 7 millones de familias latinoamericanas realizando compras de bienes y servicios en la región.

           A pesar de la crisis económica que surgió a raíz de la pandemia por Covid19, en la que muchas familias tuvieron que reducir considerablemente sus gastos por haber perdido sus fuentes de ingresos, las compras en e-commerce aumentaron debido a la necesidad de solucionar la adquisición de los bienes básicos.

           Esta confianza hacia el sector e-commerce que ha surgido a raíz de la pandemia se ha visto promovida por la actualización y modernización de herramientas como las pasarelas de pago. Estas herramientas Fintech han proporcionado los mecanismos de mayor seguridad que permiten realizar transacciones protegiendo los datos de los usuarios.

           Durante este periodo el e-commerce se vio reforzado por las diferentes Fintech que le permitieron soportar las transacciones necesarias debido a la fuerte demanda y a su vez brindarle asesoría financiera a las empresas que comenzaban a adaptarse a esta nueva modalidad.

           Cinco de las modalidades Fintech que más se vieron durante esta pandemia fueron:

  • Pagos y remesas
  • Tecnologías empresariales para instituciones financieras
  • Aseguradoras o insurtech
  • Banca digital
  • Crowfounding

¿Qué nos depara el futuro?

            La crisis sanitaria aún no termina, sin embargo el comportamiento de los consumidores se está transformando en la nueva normalidad. Muchos hábitos de consumo que iniciaron en periodo de pandemia han resultado ser beneficiosos para las personas.

            Las compras de insumos de higiene y limpieza son algunos de los productos que seguirán teniendo la misma frecuencia de compra y se pronostica que de igual forma seguirán adquiriéndose por medio del e-commerce.

            También seguirán su frecuencia de compra productos para la salud y el bienestar. Este es un mercado que ha tenido un especial crecimiento tomando en cuenta que, antes de la pandemia, los consumidores realizaban este tipo de compras con regularidad, sin embargo el aumento no solo de la frecuencia sino también de la cantidad es un aspecto importante de resaltar.

            Otra categoría de productos que ha surgido a raíz de la pandemia por Covid19 y de la cual se pronostica mantendrá su frecuencia de consumo mediante el e-commerce es el de los productos de pasar más tiempo en casa como comidas e indulgencias.

            Y para finalizar, según la consultora Kantar, el hábito que más llamó la atención de todo, la compra nerviosa de papel higiénico, se espera que vuelva a sus niveles habituales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *